lunes, 16 de febrero de 2015

El amor romántico

En la cultura en la que vivimos uno de los mitos que llevamos más grabados a fuego es aquel que tiene que ver con el amor romántico. Lo vemos en las canciones, en la tele, en las películas. El amor todo lo puede, acaba de ser San Valentín y yo quiero romper una lanza a favor de aquellas personas que viven el amor de forma no convencional y romper la idea de que la única forma de amor es la monogamia heteronormativa.

Además el amor romántico provoca la invisibilización de las personas asexuales y arománticas, importantes colectivos que se ven afectados por la idea de que sólo por medio de tu pareja puedes llegar a la felicidad completa.

Pero ¿de que hablo cuando hablo de amor romántico?

El amor romántico es el constructo social que nos convence de que existe un tipo de amor que todas las personas podemos y debemos sentir hacia nuestra pareja y se caracteriza porque puede con todo y es predestinado y eterno. Además de  monógamo y heterosexual.

En occidente a finales del sXVIII  principios del siglo XIX, se vive el concepto de amor romántico como liberador; intentando romper con los matrimonios de conveniencia. Sin embargo hoy en día carga con unas fuertes conotaciones negativas.

El mito del alma gemela, o la media naranja, es un arma de doble filo; tanto para las personas con pareja -genera miedo a la pérdida, inseguridad, frustración- y a las personas solteras -insatisfacción, fracaso en la vida- De las personas que no están emparejadas tendemos a decir que están "solas", la premisa de que si no estamos en pareja nuestra identidad no se ha completado justifica pasarlo todo por amor; obviando principios y moral porque “El amor es ciego”. Nos hacen creer que el auténtico amor no se cuestiona.

"Te quiero con locura", "El amor es irracional" son otros de los mitos que crea en los enamorados la ilusión de que son más víctimas que responsables de las historias que resulten de ese sentimiento. Se desvincula, así, todas sus acciones de la responsabilidad y de la ética.

Y no es que yo piense que el amor está mal, lo que está mal es imponer una forma determinada de amor y una forma determinada de amar. El amor es una fuente de felicidad o no es amor. El amor más importante por el que debes preocuparte y luchar es el que sientes por ti, conocerte y completarte sin necesidad de nadie más; y ya luego, puedes preocuparte por amar al resto.



Fuentes:

http://www.ivoox.com/iskra-radio-programa-n-102-09-02-2015-audios-mp3_rf_4060415_1.html
http://totamor.blogspot.com.es/2014/06/si-la-religion-es-el-opio-del-puebloel.html
https://www.youtube.com/watch?v=BeEp8BcTBME



1 comentario: