miércoles, 19 de febrero de 2014

Estereotipos Lolita: el dinero y la superficialidad.


Son varias las personas cercanas a mi las que critican, muchas veces duramente, el lolita y cada día se me hace más obvio que muchas veces, al explicar en que consiste la subcultura, caemos en tópicos y terminamos por no desentrañar los verdaderos prejuicios que hay entorno a nuestros vestidos.

En particular son dos las críticas que se repiten una y otra vez, y que por supuesto denotan una falta de conocimiento total por parte del que las realiza ¿Pero los podemos culpar de ello? ¿Es la imagen que damos o la que ellos quieren formarse? A lo que me han llevado mis reflexiones es a pensar en que ambas dimensiones son parte del problema, y por ello (y para poder referenciarlos a este artículo cada vez que saquen el tema) es que hago hoy estas aclaraciones.

"Las lolitas son mujeres superficiales que gastan cantidades bárbaras de dinero despreocupadas por la situación económica actual."




De nuevo las personas que realizan estas afirmaciones han sido cegadas por la aparente opulencia de nuestros atuendos, si bien es cierto que existen grandes marcas con precios desorbitados -o no tan desorbitados- también existen prendas muchísimo más económicas; mi primera falda llegó desde Japón por apenas ocho euros. Tampoco quiero pecar de tendenciosa, es cierto que de base la ropa lolita suele ser más cara que la ropa básica normal pero a continuación explicaré las razones, y por qué nos compensa:

1º La ropa lolita cuenta con unos estándares de calidad superiores a las tiendas de a pie Desde las prendas más baratas hasta las más caras suelen estar realizadas con telas 100% algodón o de características similares, las puntillas de plástico están totalmente fuera de las prendas, los tejidos son resistentes y los colores soportan brillantes muchísimo tiempo, todo esto nos lleva a una segunda razón.

2º La ropa lolita dura años en tu armario, y por años no hablo de dos, ni de tres, mi primera falta cuenta ya con cinco años y está en perfectas condiciones, he tenido vestidos del año 2002 que han estado como nuevos al llegar a mis manos... Por lo tanto el lolita es ecológico, la producción en masa de ropa cada año produce gran parte de los efectos que provocan el deterioro del planeta así que es consecuente consumir prendas de larga duración. Además, la calidad de las prendas fomenta un espectacular mercado de segunda mano, por lo que no es incompatible tener prendas de buena calidad y renovar el armario de vez en cuando, todo ello se suma a la tercera razón;

3º La ropa lolita no pasa de moda, si bien es cierto que existen determinadas tendencias no son ni mucho menos definitorias, a pesar de que el estilo ha cambiado relativamente desde hace 10 años no son cambios bruscos así que un conjunto del año 2000 es tan válido entonces, como en el 2005, como actualmente. Esto nos lleva a que nunca se desechen las compras realizadas porque una blusa puede llegar a acompañarte toda la vida. La ropa lolita no se tira a la basura.

4º Sabemos de donde viene nuestra ropa, a pesar de que las llamemos "grandes marcas" no dejan de ser empresas de ropa de un movimiento alternativo por lo que no son grandes empresas, ni multinacionales. La mayor parte de las firmas cuentan con un sistema trasparente de fábricas y trabajadores, si bien no son realizadas en tu país de origen tampoco fomentas -en términos generales- la vulneración de los derechos humanos. Por otra parte hay un mercado creciente de firmas y diseñadores del género en alza, cada vez somos más los que optamos por comprar dentro del país a gente de a pie, los cuales tienen unos precios totalmente asequibles y se fomenta la economía dentro España -No sólo al comprar a diseñadores nacionales, si no a su vez estos al comprar las telas y demás materiales dentro del país-.

Para muestra un botón, pinchad en el enlace pa'ver tolarte.

Finalmente en este tema quiero aclarar que con esto no pretendo santificarnos, no todas nos preocupamos por este tipo de cuestiones, muchas jamás siquiera se lo han planteado pero eso no nos convierte en inconscientes sociales preocupadas tan sólo por llenar un armario. Dentro del lolita he conocido niñas de papá, pero también he conocido personas impulsoras, por ejemplo, del movimiento del 15-M. Somos personas, así que no juzgues a nadie por el vestido que lleve.

En cuanto a la otra dimensión del problema; el lolita como mujer superficial. Primero quiero aclarar que las lolitas no somos mujeres tenemos la suerte de ser una de las subculturas con más variedad (Mujeres que llevan vestidos que se consideran de mujeres, mujeres que se visten como se cree que deberían vestir los hombres, hombres con vestidos, hombres con ropas tradicionalmente masculinas, varones heterosexuales con falda, y un largo etcétera) pero este es un tema que desarrollaré más adelante, por ahora los interesados podéis pinchar aquí*

En cuanto a la superficialidad, yo creo que sí; somos superficiales. Es obvio que una lolita cultiva el arte porque es de donde nace todo esto, por un extremo valor a la belleza. El problema es que se asume que por ello no se tienen en cuenta las virtudes derivadas de los aspectos intelectuales y sentimentales, cuando, sintiéndolo mucho ambas no son incompatibles. La lolita ve la belleza exterior como un valor añadido, como algo que suma, pero que nunca resta. De forma general la mayor parte de las personas que forman parte de mi comunidad, a nivel nacional, son personas preocupadas por política, humanidades y ciencias que además sienten un profundo amor por la filosofía y la literatura. Sí, hay niñas que sólo buscan vestirse de princesitas, hay niñas que sólo buscan gritar "Kawaii desune" por las calles, pero ¿De verdad creéis que son ellas las que se mantienen en esto durante años? La lolita debe tener una personalidad fuerte, es dificilísimo salir a la calle, la sociedad no ha avanzado no os engañéis. Soy de un barrio de un pueblo de canarias payaperdiopalmonte, ahora vivo en Barcelona, no he notado diferencia alguna en la cantidad de insultos que recibo por la calle, en el miedo que paso caminando sola hacia el lugar en el que haya quedado con mis amigos, en la cantidad de situaciones violentas que he vivido. Para vestir lolita debes ser un adulto o fracasarás en el intento.


Otra cuestión a tratar en el tema de la superficialidad es como se ha transformado en un concepto peyorativo. El arte es arte gracias a la belleza, su primer fin es ser bello, en algunos casos tiene otras finalidades pero muchas veces es la belleza por la belleza. Me gustaría ver a la gente que nos tacha de superficiales criticando de la misma forma a Oscar Wilde, el Dandismo o la literatura española del romanticismo. Obviamente no pretendo compararme con los grandes genios del arte pero su finalidad era la misma que la nuestra. La Lolita es un continente, no un contenido.


Vuelvo a repetirme, no pretendo beatificar a nadie, quizás este artículo raya una bondad suprema hacia nuestro lado pero creo que es la respuesta adecuada para unas críticas tan agresivas. En el lolita hay mucha basura también, hay drama, hay mil cosas feas, pero precisamente es porque vivimos en el mundo real donde cada día pasan miles de cosas horribles, así que por favor, permite a cada uno endulzar la vida como más feliz le haga. Gracias.


*Dije dos estereotipos y sólo he abordado uno, es que me he extendido demasiado y son las cuatro de la mañana, si os gusta ya os daré la chapa con "Las lolitas retrógradas y antifeministas" besis*

6 comentarios:

  1. Estupendo artículo Ray. Absolutamente de acuerdo. Gracias por dedicarte en este razonamiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerlo y comentar <3 (:

      Eliminar
  2. Me ha gustado tu artículo Ray, una buena defensa de tu cultura. Tras mi deseo de ser más tolerante y haber comprendido tus posiciones ante esto, reconozco que sigo sin estar de acuerdo en ninguna de ellas. Quiero extender mi posición al respecto, para lo cual a pesar de tu aclaración sobre la identidad de género del colectivo, voy a referirme a las lolitas como mujeres; ese subconjunto, además del más numeroso, es el que genera la mayor contradicción.

    Tus opiniones sobre la ropa no parecen discutibles, son objetivamente ciertas y un punto a favor de ellas. Hay otras opciones de vestimenta que comparten con la ropa lolita el respeto por el medio ambiente, la calidad y una producción que respete los derechos humanos, pero no es ese el marco de debate, cada cual puede escoger dónde gastarse los cuartos como sus principios (o la ausencia de éstos) le dicten. Para mí, el principal conflicto con las lolitas es por la estética que han elegido abrazar.

    El ideal de belleza es una construcción cultural que depende de cada sociedad. En la nuestra, el ideal de belleza femenino se dicta y se promueve por una macroestructura llamada patriarcado, que lo utiliza como herramienta de opresión y control. Para ello tiene las mayores empresas de comunicación y controla la cultura de masas, no hay escapatoria para el mensaje unidireccional que nos envían: El ideal patriarcal de mujer atractiva debe tener aspecto joven e ingenuo para ser apetecible y una imagen cuidada en la que se invierta mucho tiempo y dinero para ser deseada.

    Ese ideal llevado al extremo es la imagen del colectivo lolita para la gente que no forma parte de él. Pese a que con tu blog demuestras que las lolitas no son necesariamente lo que parecen, para mí representa una contradicción insalvable que mujeres modernas y cultas decidan abrazar voluntariamente un ideal estético que es pura violencia. Para enfocarlo sigo el juego de tu propuesta, para mí sería decidir entre Aitor Cuervo o Gustavo Adolfo Bécquer.

    En fín, de algo ha servido la lectura de este post. A partir de ahora seré menos beligerante/condescendiente con las lolitas y me obligaré a tener presente la frase de cierre de tu artículo, que cada uno sea feliz con lo que le venga en gana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar Carlos, en cuanto al tema del patriarcado hablaré más adelante y lo desarrollaré más activamente pero en principio te digo que esta bastante claro que una lolita no se viste así para agradar a los hombres, gran parte de nosotras tiene problemas con su pareja porque consideran el lolita poco sexy, poco atractivo o poco bonito. Pero vamos, que ya me extenderé en un futuro, aunque es posible que no coincidamos del todo ya que tenemos ideas bastante diferentes de lo que supone un ideal de belleza. Me alegra haberte hecho reflexionar, un beso.

      Eliminar
    2. Veo necesario un post sobre la erótica del lolita, con fotos a poder ser. Emiliano.

      Eliminar
    3. Ohcam:
      Si bien es cierto que el ideal de mujer atractiva que debe tener aspecto joven e ingenuo (etc.) y tener una imagen en la que se invierta tiempo es promovido de forma "machista" por la sociedad también lo es que el lolita precisamente nace en una sociedad donde esto es totalmente evidente y el ideal que se busca es el de mujer ama de casa que complace a su marido, cuida de su familia, es dócil y se deja manejar, lo que suele denominarse en japón como "yamato nadeshiko".
      Así pues el lolita es una forma de rebelarse contra esta tendencia, en parte, al estilo de las huelgas japonesas. Pero sólo en parte, porque aunque es bien cierto que cuidaban mucho su imagen (estoy hablando de los comienzos del lolita en Japón), lo hacían con una forma de vestir completamente chocante para los japoneses, con ropas muy llamativas que contradicen completamente el ideal de mujer en Japón y además siempre cuidando mucho de no mostrar, en los comienzos repito, la zona entre donde acaban los calcetines altos por encima de la rodilla y donde termina la falda, porque precisamente es uno de los fetiches más grandes que hay en Japón.
      Sólo quiero que entiendas, en parte, por qué nace como un movimiento que hace tan independiente a la mujer en Japón.
      Con el paso de los años, al haberlo adoptado en Europa y haber evolucionado por sí mismo en Japón, el lolita ha variado muy lentamente pero también es cierto que el ideal de mujer joven que buscan los hombres en occidente poco o nada tiene que ver con la silueta de una lolita. Lo único que pueden tener en común es "mujer joven que se cuide", si acaso, pero nunca de la forma en la que nosotras lo hacemos. Realmente me parece que precisamente por ser una mujer amante de la lectura, la música, el respeto por los demás, etc. tengo todo el derecho a abrazar el ideal estético que quiera porque vista como vista la sociedad va a prejuzgarme como le parezca y te aseguro que no suele ser un estilo de vestimenta que precisamente sea atractivo para los hombres (por lo que sé por mi experiencia). Tal y como dice Ray, el hecho de las numerosas capas que llevamos normalmente y el llevar los hombros cubiertos y las piernas sin mostrarse ni ceñirse hasta la rodilla no es precisamente sexy o atractivo y a muchos y muchas les parece hasta fuera de lugar.
      No creo que te haga cambiar de opinión, pero sí que quería que conocieras mi punto de vista personal.
      Un saludo y gracias por interesarte por el artículo

      Eliminar