domingo, 2 de diciembre de 2012

Chained.

El primer botón. Desabrocho el primer botón, aún puedo parar, pero voy a seguir un poco más.
Juguemos un poco a que nos queremos y hacemos el amor. Como bestias.
Aún puedo parar.
Desabrocho el segundo y tercer botón.
Mis dedos corretean por los siguientes. Y por tu pecho.
Cuando llego a la mitad me desbocas y tiro de los ojales arrancándolos como quien arranca un bebé que llora de los brazos de su madre.
Y te quito la camisa y me otorgo.
Podría haber parado en el primer botón.
Nunca lo he hecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario