domingo, 25 de marzo de 2012

Poco más.

Somos princesas, princesas que el mundo ya no necesita, salidas de un cuento que se olvidó hace mucho tiempo. Princesas, muñecas de porcelana mohosa que creen en los sueños y que viven de forma visceral. Lo raro es que a estas alturas sonrían. Y sonríen.

2 comentarios:

  1. Y seguiremos sonriendo.
    Me ha encantado :)

    ResponderEliminar
  2. Y tú no eres menos princesa que nadie, así que sonríe :D

    ResponderEliminar