viernes, 20 de mayo de 2011

Mi vida monotérrima.

Los días que pasan sin nada remarcable, más que el caer de un hoja en el calendario metafórico de tus ritmos circadianos, se amontonan en tu memoria sin diferencia alguna y así, entremezclando tus suspiros y los de tus allegados, estas semanas buscan su final, en post de encontrar un mañana mejor, donde los putos exámenes pasen rápido y el verano traiga calor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario