lunes, 4 de abril de 2011

Vida antónima.

El preso no tiene nada que ansíe más que la libertad, 
y cuando por fin la encuentra, 
lo único que quiere es atraparla. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario