miércoles, 1 de diciembre de 2010

Reciclando blogs; 4 de Marzo 2010


Seguramente no fuimos la mejor pareja, ni siquiera fuimos los mejores amigos. Discutíamos y nos peleábamos, a eso si que no nos ganaba nadie. Me volvías loca, jugamos el uno con el otro, nos hicimos daño y nos prometimos mil cosas que nunca cumpliríamos.
Desde que nos conocimos saltó esa chispa que nos hizo ver que juntos podríamos hacer grandes cosas, no fue hasta un año después cuando por fin nos dimos cuenta de que "No se puede postergar lo inevitable" como tu bien decías. Lloramos juntos la despedida de Tara, de Dani, de Mario... Abandonamos a personas indispensables por el otro, probablemente nos entregamos con uñas y dientes.
Ahora no me puedo creer que seas tu él que se va, el que me deja rompiendo nuestra promesa más importante; ninguno sufriría la muerte del otro.
¿Pero sabes qué?Eso ya no significa nada, las peleas no significan nada, vernos sin dinero ya no significa absolutamente nada, que mis padres no te aceptaran ya no es nada, que los demás no comprendieran el por qué de nuestra relación ya no significa nada... y todo eso no es nada porque ya no tengo con quien recordarlo... ¿Recuerdas todas las conversaciones sobre falsos recuerdos? Pues ya no tengo a quien me diga que fue verdad y que no.
Ya no te tengo a tí, y el vacío en mi corazón es el más profundo que podía producirse, porque va del amor al odio, va de la rabia al cariño, va de lágrimas a sonrisas,....porque me diste un poco de todo.
Me quedan tantas cosas por decirte, tantos perdones que darte, tantas cosas que devolverte, tantas cosas que pedirte, tantas explicaciones que nunca te conté,... y quedan tantos recuerdos.
¿Recuerdas cuando te decía que quitaras esa cara enguruñada y pusieras una sonrisa? Te reías como nunca y me mirabas de la manera más bonita que tus ojos podían mirar. Así te recordaré, para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario