domingo, 14 de noviembre de 2010

Ven un momento.

¿Dónde habitas? ¿Dónde piensas meterte ahora que andas perdida dentro de mi? Abandonaste tu casa sin saber donde ibas a acabar, sabiendo que posiblemente te arrepintieses, pero supongo que simplemente, como yo, querías ver que pasaría. Y ahora, ¿Qué se supone que ocurre? Tenías razón, nada va a ser igual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario